Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

Cirugía estética en verano: ¿Sí o no?

En la actualidad, aquellas personas que deciden pasar por el quirófano para hacerse unos retoques de cirugía estética cada vez se informan más sobre el proceso, tanto sobre el antes como el durante y el después. En este sentido, cada vez son más las que se preocupan por la época del año en el que quieren someterse a la intervención. Tradicionalmente, se ha creído que la cirugía estética no era recomendable en verano por los riesgos de infecciones y porque la cicatrización es más lenta. Sin embargo, debes saber que no es así. De hecho, no hay más que ver como muchas personas que recurren al famoso “turismo de bisturí” los hacen en países de climas cálidos y no tienen problemas.

Según los expertos, la mejor época para la cirugía estética es aquella en la que la persona cuenta con varios días para descansar después de la operación para poder mantenerse en reposo y poder recuperarse. Por este motivo, aunque son muchos los pacientes los que eligen los meses anteriores al verano para operarse, también los hay que prefieren aprovechar sus vacaciones de verano para someterse a la intervención y poder hacer tranquilamente en postoperatorio. Además, si lo que queremos es que nuestra operación pase lo más desapercibida posible para los demás, el verano es un momento ideal, ya que no tendremos que dar explicaciones en el trabajo ni poner muchas excusas en el trabajo para poder ausentarnos unos días.

Eso sí, hay que tener en cuenta que hay operaciones que son más llevaderas que otras para los meses de primevare y verano y otras más recomendables entre los meses de octubre y abril. Por ejemplo, las cirugías de pecho o la blefaroplastia son más tolerables en verano, mientras que es totalmente desaconsejable pasar por un lifting facial, ya que los riesgos de que se pigmenten los hematomas o las incisiones propias de la cirugía aumentan, requiriendo de cirugías adicionales posteriores para eliminarlas. No obstante, todas las operaciones pueden realizarse siempre que el paciente no vaya a la playa o a la piscina y que sea muy estricto con las normas de protección solar.

Fuente: todoestetica.com