Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

Cómo cuidar la piel tras la exposición solar

La crema hidratante se aplica después de la ducha o baño.

Después de tomar el sol debemos cuidar nuestra piel, ya que los efectos de los rayos ultravioleta pueden ser perjudiciales para la salud, tanto a corto como a largo plazo.  Por ello, entre los pasos que podemos realizar para su cuidado encontramos la ducha fría, la aplicación de un aftersun, de un sérum o beber mucho líquido.

El primer paso que se aconseja realizar después de haber estado expuestos al sol es ducharnos, ya que “una ducha con agua más bien fresca generará un efecto calmante sobre la piel”, informa Victoriano Morales, dermatólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid. El gel que utilicemos debe ser “en forma de syndet (sin detergente), con pH ácido (menor a 5,5) y que no contenga fragancias o perfumes para que la ducha sea reconfortante sobre nuestra piel”, señala Morales. Es después del baño cuando ya podemos aplicar sobre nuestro cuerpo una crema hidratante.

Productos para hidratar y cuidar nuestra piel

Hay una gran variedad de productos que pueden hidratar nuestra piel y que podemos comprar en las farmacias, pero es muy importante “observar que la crema que vayamos a aplicar no contiene fragancias o perfumes que podrían causar irritación”, dice el dermatólogo.

Uno de los productos que podemos utilizar para el cuidado de nuestra piel es el after-sun, ya que entre sus funciones se encuentra la de “conseguir calmar o aminorar los efectos tóxicos de la radiación ultravioleta, como el enrojecimiento y la sensación de tirantez o ardor”, indica el experto. Para nuestra piel lo más importante es conservar la humedad en la capa córnea con “ceramidas o aceites naturales como el rosa de mosqueta, que, además tienen cierta capacidad cicatrizante”, añade.

Otro producto recomendable para la protección es la aplicación  de un sérum antioxidante al acabar el día si hemos estado muy expuestos al sol. “Mi recomendación sería aplicar un sérum de vitamina C, pero ya por la noche, para recuperar la piel de las agresiones de la jornada”, aconseja Morales.

Para muchos otros casos es muy común la utilización de remedios caseros, pero para hidratar nuestra piel después de la radiación solar no son recomendables.

No exfoliar la piel después de la radiación solar

El sol afecta a nuestra piel de la siguiente manera: la adelgaza, la irrita y la hace más sensible y seca. Por ello, “la exfoliación tras la exposición solar sólo aportaría más daño, por lo que no es aconsejable”, destaca el dermatólogo.

Cómo debe ser la alimentación tras la exposición al sol

Después de tomar el sol necesitamos hidratarnos, y la mejor manera de hacerlo es bebiendo agua y tomando fruta fresca. Además, “una rica ensalada de tomate y las verduras en general, también son buenas aliadas”, concluye el especialista.

Fuente: cuidateplus.marca.com