Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 222 213 2333 | Whatsapp 221 167 0387 | [email protected]

Conoce la regla ABCDE para poder detectar lesiones cutáneas

Los tipos de lesiones cutáneas más habituales que podemos establecer son las lesiones pigmentadas, tumores benignos y tumores malignos.

Las lesiones pigmentadas pueden ser planas (manchas: lentigos o melasma y algunos nevus ) o sobreelevadas (nevus intradérmicos, por ejemplo).

Los lentigos solares son las manchas pigmentadas más frecuentes, ya que la mayoría de las personas con un fototipo no muy alto acaba presentando este tipo de lesiones a lo largo de la vida. Son las típicas manchas que salen en zonas fotoexpuestas de forma crónica. Más del 90% de las personas de raza blanca mayores de 60 años y más del 20% de los mayores de 35 años presentan algún lentigo.

Otras lesiones cutáneas

El melasma es otro tipo de mancha pigmentada, que suele aparecer fundamentalmente en mujeres en la segunda o tercera década de la vida. Se trata de una pigmentación facial que aparece por la radiación ultravioleta, pero también por la luz visible, y tiene influencia hormonal.

También están los nevus, lesiones pigmentadas muy frecuentes en la totalidad de la población, que pueden ser planas o abultadas y tener un color variable, desde rosado o color carne a marrón oscuro o negro. A pesar de que estas manchas no son malignas suelen presentar rechazo en los pacientes por resultarles antiestéticas, para eliminarlas podemos utilizar una pequeña cirugía o el láser.

En cuanto a los tumores benignos hay que señalar que son muy frecuentes las queratosis seborreicas y los fibromas, que aparecen por predisposición genética a lo largo de la vida. Los pliegues y zonas de roce tienden a ser sitios predilectamente afectados, aunque pueden aparecer en todo el tegumento.

Respecto a los tumores cutáneos malignos, el más frecuente es el carcinoma basocelular, que suele aparecer, al igual que el carcinoma epidermoide, en zonas de exposición solar crónica. Puede manifestarse como una pequeña papula rosada brillante que va creciendo como una úlcera o herida que no termina nunca de desaparecer y es indolora. 

El melanoma es uno de los tumores malignos de la piel más agresivos. Este tumor aparece con mayor frecuencia en las partes que tienen exposición solar como la espalda, las piernas, los brazos y el rostro. Pero también puede producirse en zonas que no tienen exposición solar, como las plantas de los pies, las palmas de las manos o las uñas.

¿Existen personas más propensas a padecer lesiones cutáneas?

Sí, las mujeres son más propensas a padecer melasma. Este tipo de lesión tiende a aparecer en la zona facial (labio superior y/o mejillas, frente). Esta mayor predisposición se acentúa por el embarazo y el uso de pastillas anticonceptivas. 

En cuanto a las queratosis seborreicas y los fibromas, su aparición está relacionada con la genética, la edad y con el sobrepeso, sobre todo en el caso de los fibromas. 

¿Qué síntomas pueden llevarnos a acudir al dermatólogo ante una posible lesión cutánea?  

Es importante realizar revisiones periódicas con un especialista en Dermatología para detectar posibles lesiones malignas.

Los indicios que pueden llevarnos a sospechar de una posible lesión maligna son los cambios en un lunar existente o la formación de un nuevo bulto pigmentando o de aspecto inusual en la piel. Los lunares poco frecuentes pueden denotar la aparición de un melanoma, por lo que es importante aplicar la regla ABCDE:

  • A: Asimetría.
  • B: Bordes irregulares.
  • C: Lesión que tiene varios colores.
  • D: Diámetro: lunares mayores de 6 mm.
  • E: Evolución: cambios en el tamaño, color, forma…

¿Cómo se diagnostica una lesión cutánea?

Para detectar una lesión sospechosa es importante autoexplorarse y utilizar la regla ABCDE que hemos comentado. De todos modos, el dermatólogo utiliza métodos más complejos y precisos como la dermatoscopia de epiluminiscencia óptica o la dermatoscopia digital. Asimismo, se realizará una biopsia-extirpación para un examen histológico en caso necesario.

Fuente

Qué tipos de lesiones cutáneas hay y cómo detectarlas | Top Doctors