Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

Consejos para broncearnos perfectamente cuidando la salud de la piel

Casi todos nosotros estamos a punto, si lo estamos ya, de disfrutar de unas merecidas vacaciones. La gran mayoría suele optar por la playa como destino, un lugar en el que la exposición al sol es prolongada. Por ello en este post vamos a dar algunos consejos para conseguir un perfecto bronceado sin poner en peligro la salud de nuestra piel.

Aunque no lo creamos, todavía existen muchas personas que no utilizan crema protectora para exponer su cuerpo al sol, o también los hay que simplemente utilizan un factor protector que no es acorde a las necesidades de la piel. Ya pasó esa moda de estar churruscado y tener una piel similar a un cuero curtido. Por nuestra salud debemos prestarle atención a los cuidados que requiere la piel frente al sol.

Ante todo hay que tener en cuenta que si podemos hacerlo, debemos evitar la exposición entre las horas centrales del día, concretamente el periodo que abarca desde las 12:00 a las 16:00 horas. En el resto de horas el moreno que vamos a pillar será igual de espectacular y pondremos mucho menos en peligro la piel.

Antes de tomar el sol

Antes de tomar el sol es necesario que hidratemos bien la piel y la nutramos de las vitaminas necesarias para las exposiciones al sol. Consumir alimentos ricos en betacaroteno como la zanahoria, los cítricos, la remolacha roja… Nos ayudará a proteger las células de la piel y de paso activar la formación de melanina, que nos ayudará a conseguir un buen color. No hay que olvidar mantener una perfecta hidratación también cuando tomamos el sol. Si nos hidratamos con la ingesta de sandía o melón mejor que mejor, ya que ingeriremos también vitaminas.

Durante la exposición al sol

Mientras tomamos el sol es necesario utilizar cremas solares con protección. Eso de que a menos protección más morenos es un mito en toda regla, ya que lo ideal es broncearse de manera correcta. Utilizar protectores altos o pantalla total es lo ideal, ya que el sol nos hará mucho menos daño y conseguiremos un moreno más bonito y duradero.

Algunos consejos a tener en cuenta sobre la crema a utilizar son que siempre hay que aplicarla unos 20 minutos antes de exponernos al sol para que ya esté protegida correctamente. Debemos reponer la crema cada cierto tiempo, con una aplicación no nos servirá. Lo mismo que es necesario hacerlo después de salir del agua. Es cierto que muchas cremas resisten el agua, pero aun así es bueno reponer su dosis. Hay que saber que nunca debemos olvidarnos de zonas como las orejas, las corvas, los empeines… también se queman y pueden dañarse.

Después de tomar el sol

Después de tomar el sol es importante que nos demos una ducha y que utilicemos, a poder ser, un gel de base aceitosa, pues es más suave e irrita menos la piel. Una vez estemos secos debemos hidratar perfectamente la piel con crema after sun que calmará el efecto del sol y ayudará a la hidratación total de las células. Una buena alternativa son los geles de aloe vera, pues penetran mucho más en las capas de la piel y su efecto recuperador y calmante es mayor.

Fuente: vitonica.com