Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

Curiosidades del pelo

Existen tres tipos de pelo

El primero, el vello púbico, el de las axilas o el pelo de la barba que es grueso y largo. Sin embargo, el vello de los antebrazos o la espalda es mucho más fino y también más corto. ¿Y el pelo de los bebés? Se conoce como “lanugo” y es el vello corporal que recubre el feto durante todo el embarazo. Se trata de una capa protectora (pues es un pelo fino, débil) contra las infecciones que desaparece tras nacer.

Regula la temperatura

Así es. El pelo del cuerpo regula la temperatura. Cuando tenemos frío, se encarga de aportarnos calor y cuando tenemos calor facilita la sudoración que refresca nuestro organismo. Así, para evitar que el cuerpo se sobrecaliente -pues si nuestra temperatura interna aumentase más de 12 grados probablemente moriríamos- el pelo de nuestro organismo realiza esta función propiciando que sudemos, por lo que no es tan negativo dejarnos vello corporal.

Perdemos muchos cada día

El vello corporal se renueva más rápido que el cabello, ya que su vida útil apenas llega a los seis meses. Podemos llegar a perder entre 100 y 150 cabellos al día y la media de cabellos para un adulto ronda los 100.000. Cada folículo piloso sigue un ciclo que dura aproximadamente entre dos y seis años, por lo que forma parte de este ciclo de renovación del cabello que se nos caigan tantos y tan a menudo, según el investigador William Rassman del New Hair Institute de Los Angeles (EE. UU.).

¿Depilar el vello púbico?

Según una investigación publicada en la revista The Journal of Sexual Medicine, el 90% de las personas actualmente se recorta o rasura su vello púbico al menos cada mes. La preocupación por la estética ha convertido esta acción en algo de lo más habitual en nuestra sociedad. Tanto que los expertos descubrieron que el 60% de los hombres preferían una compañera sin vello púbico y el 19% de los jóvenes afirmaban no tener vello en esta zona del cuerpo.

¿De qué está compuesto el pelo?

El pelo está compuesto por un 50% de carbono, 20% de oxígeno, 17% de nitrógeno, 6% de hidrógeno, 5% de azufre y 2% de otros elementos. Lo curioso es que un equipo de científicos de la Universidad de París (Francia) tras estudiar la composición química del cabello de más de 2.000 personas (con cociente intelectual diverso), descubrió que el cabello de los intelectuales tenía más alto contenido de zinc y cobre que los que tenían un cociente intelectual promedio o bajo.

¿Para qué sirve el pelo de las cejas?

El pelo de la ceja, por ejemplo, evita que el sudor y otros elementos líquidos (cremas, aceites…) fluyan en nuestros ojos. Así, las cejas impiden que el sudor, el agua y otros desechos caigan en nuestros ojos. Gracias a la forma del arco de la ceja, el sudor o la lluvia caen alrededor de nuestra cara, manteniendo nuestros ojos secos.

Vello en el pecho

Algunas mujeres tienen pelo en el pecho. Lejos de ser una aparición extraña, es bastante típico y le ocurre a la mayoría de las mujeres en el curso de su vida. No es tampoco excepcional que hacia el final de la pubertad, las niñas presenten una pequeña cantidad de pelo alrededor de la areola del pezón.

Curiosidades del pelo rubio

Las personas que tienen el cabello rubio poseen más cabellos que los morenos (aunque el pelo es más fino y más débil). De media, cuentan con unos 150.000 cabellos, las personas con pelo castaño unos 110.000, las de pelo negro 100.000 (y el pelo es más grueso) y los pelirrojos, en último lugar, con 90.000 cabellos (afortunadamente tienen un pelo más resistente).

Cifras y datos singulares

El pelo crece aproximadamente unos 15 centímetros al año (1,25 cm. al mes más o menos). Un solo cabello es capaz de aguantar hasta 100 gramos de peso. Si jamás nos cortáramos el pelo durante toda la vida, nuestros cabellos cubrirían más de 1.000 kilómetros si los colocáramos uno detrás de otro.

Las razas occidentales tienen más vello corporal que las orientales.

Con 20 años el pelo es bastante grueso, sin embargo, conforme vamos envejeciendo va disminuyendo su grosor. A los 70 años, por ejemplo, el pelo llega a ser tan fino como el de un bebé.

Fuente: muyinteresante.es