Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | contac[email protected]

La cirugía estética puede ayudarte a lograr tus propósitos de este año

La cirugía puede jugar un papel clave en la resolución de los propósitos que tienen que ver con la pérdida de peso o la mejora de la apariencia estética.

El 2019 ya está aquí y con él la lista de propósitos que hacemos todos los años. Entre los más comunes se incluyen: perder peso, hacer más ejercicio, comer más sano, mejorar la apariencia estética, ahorrar, y realizar aquello que siempre hemos deseado y todavía no hemos llevado a cabo.

En este sentido, según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, la cirugía estética puede jugar un papel clave en la resolución de estos propósitos, sobre todo los que tienen que ver con la pérdida de peso o la mejora de la apariencia estética.

Los procedimientos de contorno corporal no quirúgicos ayudan a eliminar la grasa localizar sin necesidad de recurrir a la cirugía

Así pues, el bótox, los rellenos dérmicos o el tratamiento de luz pulsada facial (IPL) pueden ser la solución para devolver la luminosidad a la piel durante los meses más fríos del año. Asimismo, los estiramientos faciales, de cuello, y los levantamientos de párpados también pueden ayudar a recuperar la juventud de rostro.

En lo que se refiere al cuerpo, los procedimientos de contorno corporal no quirúgicos ayudan a eliminar la grasa localizar sin necesidad de recurrir a la cirugía. Por otro lado, las cirugías más invasivas como la liposucción o la abdominoplastia también son fieles aliadas.

En cuanto a la mejora de la apariencia del pecho, el aumento de este es un procedimiento seguro y sencillo que ayuda a muchas mujeres a tener algunas tallas más y a sentirse más atractivas. Por el contrario, para mujeres que desean tener un tamaño de pecho más pequeño, pueden recurrir a la cirugía de reducción de pecho.

Fuente: consalud.es