Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

La cirugía facial aumenta un 40% tras el verano

Cada año después del verano, las intervenciones de cirugía estética facial aumentan un 40% con respecto al resto del año. Siendo las mujeres mayores de 45 años las que más recurren a este tipo de operaciones. Lo cual está relacionado con el factor psicológico del fin de las vacaciones y la vuelta al trabajo; la aparición de manchas por na exposición excesiva al sol; y la mayor evidencia de las arrugas al aclararse la piel cuando desaparece el bronceado. La acción del sol y la edad se hacen más visibles, lo que hace que la demanda de intervenciones para suavizar y eliminar las arrugas, y para reducir la flacidez de la piel se dispare. Con la ventaja de que en los últimos años este tipo de operaciones han mejorado mucho, proporcionando al paciente resultados muy naturales y haciendo que las cicatrices apenas se noten.

Eliminar arrugas y líneas de expresión

En este tipo de intervenciones distinguimos aquellas que se realizan con y sin relleno. En las primeras, lo más habitual es usar ácido hialurónico, cuyos efectos son de un año aproximadamente. Pero también puede realizarse con injertos de grasa del cuerpo del paciente, normalmente del abdomen o de la cara interna de la rodilla. Las que se realizan sin relleno, utilizan toxina botulínica (Bótox) que paraliza el músculo del gesto. No obstante, solamente es recomendable realizarla en la parte superior del rostro, no en las mejillas ni en la zona bucal. Es necesario repetir la intervención cada 4-6 meses.

Liftings faciales

Se trata de intervenciones más compleja, ya que precisan de la cirugía necesaria para estirar la piel hacia la zona situada delante y detrás de las orejas.. En los últimos años, las técnicas aplicadas no solamente tienen por objetivo tensar la piel sino también el sistema profundo de los músculos, con lo que la cara ya no tiene ese aspecto de planchado que veíamos hace algunos años. Además, también se realizan liftings en el cuello, la frente y los párpados. En definitiva, se trata de soltar la piel y el músculo y recolocarlos en la situación en la que se encontraban antes de quedarse flácidos, eliminado la piel sobrante. Para conseguir mejores resultados, en algunas ocasiones también se recurre al ácido hialurónico, al bótox o a los injertos de grasa de otras zonas del cuerpo.

Fuente: todoestetica.com