Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

Los menores de 25 años y los hombres suspenden en fotoprotección

El cáncer de piel es uno de los cánceres más prevenibles en la actualidad, hasta el 80 por ciento de los casos se podrían reducir con unos hábitos saludables frente al sol desde la infancia, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Sin embargo, no hay concienciación real sobre los daños que puede provocar el bronceado en la piel.

De hecho, los datos del informe Buenos hábitos al sol de Heliocare, realizado por Cantabria Labs, revelan que a pesar de que más del 97 por ciento de los 3.700 encuestados que han colaborado para realizar este informe es consciente de que unos malos hábitos pueden derivar en un cáncer de piel, un 66 por ciento sigue viendo el bronceado como algo bello y saludable en vez del efecto dañino que provoca y que puede derivar en cáncer de piel.

Uno de las causas de esto es que todavía hay un desconocimiento en la población sobre qué es exactamente la radiación solar, tal y como señaló durante la presentación del informe en Madrid, María Vitale, directora médica de Cantabria Labs, quien aclaró que la radiación solar no incluye sólo las radiaciones UVB y UVA: es la suma de estas con la luz visible e infrarroja.

La experta hizo hincapié en las quemaduras solares y la importancia de que se instauren unos buenos hábitos desde la infancia, ya que antes de los 18 años se produce el 23 por ciento del daño celular y el 40 por ciento de los menores de 25 años han tenido quemaduras solares, factor que puede predisponer a un cáncer de piel.

De este estudio sacamos datos buenos y asignaturas pendientes. Empezando por los primeros, en general, la población conoce el riesgo que supone no protegerse del sol como factor para tener un cáncer de piel y tanto la mujer como el hombre utilizan un fotoprotector del 30 o superior. Las mujeres siguen a la cabeza de unos buenos hábitos: se reaplican la crema solar al menos dos veces y la mayoría se administra la crema solar antes de salir de casa (lo que favorece que la cobertura en la piel sea mayor; las prisas no son buenas para protegernos del sol).

¿Qué ocurre con los hombres y los jóvenes?

En el otro lado de la moneda nos encontramos que principalmente los menores de 25 años y los hombres suspenden en fotoprotección.

Para empezar, el 94 por ciento de los menores de 25 años sólo usan la crema solar en vacaciones y más de un 40 por ciento no se la reaplica, cuando la recomendación general de pediatras, médicos y dermatólogos es administrar la crema solar durante todo el año.

Otro problema es que más de la mitad se ponen SPF 30 o menos. “Los jóvenes consideran que un sinónimo de bronceado es belleza y no lo relacionan con la realidad, con el daño de la piel”, añade Vitale.

Si tenemos en cuenta que 1 de cada 27 hombres tendrá melanoma (frente a 1 de cada 42 mujeres), sorprende que sólo un 7 por ciento de los hombres utilice fotoprotección a diario. Los datos del informe revelan que los hombres cuentan con peores hábitos solares con respecto a las mujeres en un 16 por ciento de media.

Por último, la experta hizo hincapié en la importancia de buscar protectores solares de amplio espectro, es decir, que nos protejan frente a todas las radiaciones. “No sólo hay que tener en cuenta el SFP”.

Fuente: cuidateplus.marca.com