Dermatología: Lunes a viernes de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. | Sábados de 11:00 a.m. a 2:00 p.m.

Cirugía Plástica: Lunes a sábado de 10:00 p.m. a 2:00 p.m.

Tel. 01 (222) 213 2333 | Whatsapp 01 (221) 1670387 | [email protected]

¿Por qué debemos revisar la piel después del verano?

El melanoma, aunque es poco frecuente, es el tipo de cáncer de piel más peligroso.

En verano, son muchas las horas en las que nuestra piel está expuesta a la radiación solar. Por ello, además de cuidarla y protegerla, no sólo en el periodo estival sino también durante todo el año, hay que revisarla.

Para Gracia Del Río Piñero, responsable de Dermatología del Hospital Vithas Nisa Sevilla, es necesario revisar la piel tras el verano porque “pueden aumentar o cambiar los lunares por el efecto del sol; aparecer lesiones marrones tras quemaduras y un mayor número de carcinomas, o empeorar lesiones precancerosas en las zonas más expuestas al sol como la cara, cuero cabelludo o manos”. Es importante que el reconocimiento sea realizado por un profesional.

Los síntomas que nos indican que debemos acudir al dermatólogo son: “La aparición de una lesión nueva que nunca hemos visto, el crecimiento de un lunar que cambia de color o la comprobación de que un granito o herida, en 15 días sigue creciendo o no cicatriza”, explica Del Río Piñero.

En las revisiones, los dermatólogos tienen en consideración, entre otros aspectos, “si el paciente ha sufrido alguna quemadura en la juventud, si la familia tiene nevos displásicos (lunares irregulares) o melanoma, si la persona tiene más de 20 lunares, si se tiene más de 50 años o si se ha realizado un trasplante de órganos”, comenta la experta.

El dermatoscopio

Para las revisiones de la piel, se recomienda utilizar un dermatoscopio, que es “un pequeño microscopio sobre la piel que permite ver estructuras de epidermis y unión dermo-epidérmica, lo que nos permite evaluar la mayoría de tumores benignos y malignos de piel y procesos inflamatorios”, especifica Del Río Piñero. “El dermatoscopio amplifica y da seguridad en nuestros diagnósticos”, añade.

¿Qué personas son las más propensas a la radiación solar?

Las personas que están más expuestas a la exposición solar son aquellas “con fototipos cutáneos 1 -2, como los pelirrojos o las personas con ojos claros, pero también los individuos que por su actividad laboral están muy expuestas al sol”, explica la especialista en Dermatología.

Tipos de cáncer

Existen varios tipos de cáncer de piel, siendo el melanoma “el más peligroso porque tiene la capacidad de provocar metástasis y hasta hace poco, no existían fármacos eficaces para ellas. No es el más frecuente pero sí el más peligroso y el espesor del tumor en la piel es el principal factor pronóstico” explica Del Río Piñero. Además del melanoma, otros tipos de cáncer de piel son:

  • El carcinoma basocelular.
  • El carcinoma espinocelular.

Con respecto a los sectores de la población con más probabilidades de padecer estas enfermedades, la especialista señala que el melanoma empieza a darse a partir de la adolescencia y en adultos, mientras que el resto de tipos de cáncer aparecen a partir de los 40 años, “aunque se ven más casos de carcinoma basocelular y espinocelular en gente mayor, principalmente en personas de campo, pescadores, trabajadores de invernaderos o de campos de golf”.

Consejos para cuidar y proteger nuestra piel

Para proteger nuestra piel y reducir de esta manera, la probabilidad de padecer un cáncer de piel, Del Río Piñero da las siguientes recomendaciones:

  • Emplear fotoprotección en cara y cuero cabelludo, superior a 30 en invierno y del 50 en verano. Su aplicación debe ser diaria y por todo el cuerpo.
  • Utilizar sombrero.
  • No exponerse al sol en las horas más intensas.
  • Renovar el fotoprotector, sobre todo después del baño y antes de practicar deporte al aire libre.
  • Tomar el sol poco a poco.

Fuente: cuidateplus.marca.com